7/01/2016  Düsseldorf / Alemania

Tecnologías detrás de los productos Henkel mitigan el impacto en el medio ambiente

Henkel trabaja para generar menos emisiones de CO2

Consciente que la protección del medio ambiente es tarea de todos, desde hace más de dos décadas Henkel desarrolla productos y tecnologías que tienen un menor impacto y buscan mitigar el cambio climático. En línea con la filosofía de innovación que caracteriza a la compañía, el portafolio de Henkel ofrece a sus clientes y consumidores un mayor potencial de ahorro de energía y reducción de emisiones de CO2.

Un ejemplo es Persil Kalt Aktiv, una nueva generación de detergentes para ropa adicionada con ingredientes que ayudan a eliminar las manchas más difíciles a temperaturas de lavado significativamente más bajas. A través de esta tecnología los consumidores obtienen resultados de limpieza de primera clase al tiempo que consumen menos energía – reducir la temperatura de lavado tan sólo 10° Celsius ayuda a alcanzar una reducción de energía del 40%.

Otro caso lo encontramos en Henkel ETICS (Sistemas Externos de Aislamiento Térmico – por sus siglas en inglés), tecnología fabricada por la unidad de negocio Adhesive Technologies. Ésta se utiliza para aislar todo tipo de fachadas con el fin de optimizar hasta en un 50% el consumo de energía de los edificios – éstos representan del 30% al 40% del consumo mundial de energía y el 33% de las emisiones de CO2 en todo el mundo.

Además, Henkel continuamente optimiza la huella de CO2 de sus materiales mediante el uso de recursos inteligentes y el desarrollo de nuevas sustancias activas. Éstas mejoran el rendimiento de sus productos y en paralelo logran importantes recortes en el consumo de energía y recursos.

Gracias a esto la unidad Beauty Care de Henkel lanzó el Syoss Renew 7, una línea de productos de cuidado del cabello que incluye una nueva tecnología de formulaciones de shampoo que logra reducir la huella de CO2 hasta en un 18% por su fórmula en comparación con las anteriores. La reducción se logró mediante el uso de 16.5% menos de surfactantes, 60% menos polímeros catiónicos y 10% más materiales renovables.

México se suma a la estrategia

Comprometida con la sustentabilidad a través de su “Estrategia 2030” – con la que busca ser tres veces más eficiente para dicho año –, Henkel también realiza esfuerzos en materia de reducción de consumo energético en México.

En 2012 inauguró una Planta de Sulfonación-Sulfatación dentro de sus instalaciones de producción ubicadas en Toluca (donde se fabrica materia prima para detergentes). El vapor producido por ésta se aprovecha al máximo ya que la energía que se genera al enviar dicho vapor es utilizada en las Plantas de Detergentes Líquidos y Detergentes en Polvo en la misma localidad.

Por otra parte, en su Planta en Salamanca se sustituyeron 1,700 lámparas convencionales por lámparas LED, lo que representó un ahorro en el consumo de luz mayor al 12%. Aquí mismo se sustituyeron algunos motores y compresores de aire de tecnología obsoleta, por otros de alta eficiencia.

Hablando de productos, la marca de adhesivos industriales Loctite cuenta con una gama de tecnologías que puede ser aplicada en la carrocería y el chasis, el sistema de propulsión y eléctricos, baterías, tren motriz, aire acondicionado, así como en interiores y exteriores de los vehículos. Al sustituir sus materiales hacia sustratos alternativos se pueden alcanzar reducciones de hasta 10% del peso en las unidades o de hasta 100 kilogramos aproximadamente.

Adicionalmente a través de la optimización de los empaques de sus productos, Henkel alcanzó eficiencias en el uso de transporte. En ciertas presentaciones se comenzaron a utilizar materiales reciclados, se redujo el uso de material de embalaje o se hicieron reducciones en el tamaño de los empaques. De este modo, se redujo la cantidad de viajes realizados por los camiones para trasladar los productos.